Zeeman, la multinacional holandesa de ropa, productos textiles y otros básicos para el hogar a precios muy económicos, sigue adelante con su plan de crecimiento en España, concretamente en Madrid, donde ha desembarcado este verano, y en Cataluña, comunidad a través de la que entró en el mercado español en 2015. Con la inauguración el pasado verano de sus nuevas dos tiendas en Madrid y dos más en Barcelona -un local ubicado en la Avenida Mare de Déu de Montserrat, arteria principal de uno de los barrios obreros de la capital catalana, con una superficie de 300 m2, y su tercer local en Sabadell, con la misma superficie -, reafirma su apuesta por el mercado español y más concretamente por las dos principales ciudades del Estado y por la comarca industrial del Vallès Oriental, en la provincia de Barcelona, donde también está presente en Rubí, Terrassa y Ripollet.

Zeeman ya cuenta con 54 tiendas en Cataluña, donde ha creado hasta el momento 290 puestos de trabajo, de los que más de 200 corresponden a la provincia de Barcelona. Además, la firma también está presente en la Comunidad Valenciana, con 15 establecimientos, y en Aragón, con cuatro locales en Zaragoza. “Seguimos con nuestra apuesta por España, con nuestra estrategia de acercar nuestros básicos de calidad al máximo de localidades posibles, abriendo en los barrios, para estar cerca de nuestros clientes”, explica Sidney Beekhuis, director de ventas de Zeeman en España. La apuesta de la firma es sencilla: su oferta está basada en productos básicos de algodón de calidad, como ropa interior, calcetines, camisetas, toallas y pantis para adultos y niños, colecciones que se renuevan semanalmente de ropa infantil i de bebé, y básicos del hogar como productos de cocina, droguería y belleza, pequeñas alfombras, edredones o mantas y juguetes de bebé, además de enseres estacionales. En definitiva, productos de conveniencia que ofrecen en un amplio horario a los vecinos de los barrios de las ciudades donde están ubicados.

Nacida en los Países Bajos en 1967, se ha convertido en la marca de referencia europea en su ámbito de negocio. La firma está presente además en Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Francia y Austria, y contabiliza 70 millones de clientes anuales en sus 1.300 tiendas. Zeeman ha sido elegida en Holanda, Bélgica, Francia y Alemania como la mejor cadena de establecimientos de ropa de bebé e infantil. En 2012 inauguró su tienda online en los Países Bajos y en 2016 en Bélgica, y tiene pendiente ofrecer este canal en el resto de los países donde la marca está ubicada. “Desde la creación de Zeeman en 1967, la responsabilidad social corporativa forma parte de nuestra manera de trabajar. Lo llamamos ‘zuinig’, una palabra holandesa que tiene dos significados: cuidadoso y consciente de los costes. Tratamos a las personas, el medio ambiente, la sociedad y los recursos con respeto”, afirma Erik-Jan Mares, CEO de Zeeman.

Fuente: Zeeman