La digitalización que vive nuestra sociedad ha llegado también a hábitos tan analógicos como realizar la compra o, incluso, comer.

Un cambio que explicaría cómo, en épocas de confinamiento y distancia social como las que vivimos, se hayan incrementado los pedidos de comida a domicilio. Un claro ejemplo lo tenemos en Wetaca, servicio online de comida en taper a domicilio, que ha incrementado sus pedidos en un 50% en estos meses.

Este crecimiento no ha hecho sino reforzar el negocio de Wetaca que ha decidido invertir, en estos momentos, en una ampliación de sus instalaciones que le permita asumir un aumento de pedidos de más del doble en un año, lo que supone pasar de unos 4.200 pedidos semanales repartidos en toda España a 10.000.

“Queremos ser el futuro de la alimentación, construir un mundo en el que la comida no sea una preocupación, si no el alimento con el que nutrimos lo que queremos”, afirma Andrés Casal, uno de sus fundadores y consejeros.

Y ese era el objetivo que él y Efrén Álvarez comparten desde que, hace ahora 5 años, hicieron realidad Wetaca.

Un camino en el que ya han entregado ya más de 1 millón de tápers en toda España para más de 50.000 personas.

“Nuestro éxito ha sido tener un servicio más necesario para la población en estos momentos. El teletrabajo hace que más gente quiera comer bien cada día sin tener que cocinar y estando en casa. Eso es lo que nosotros ofrecemos, así que en ese sentido hemos tenido mucha suerte”, afirma Andrés Casal.

Una suerte a la que es esencial acompañar de trabajo, sin duda, pero también de capacidad para adaptarse al cambio.

“Lo que sí hicimos bien fue adaptarnos muy rápido a la nueva situación. Antes del confinamiento nosotros ya empezamos a teletrabajar, dividimos los turnos de trabajo de cocina en dos, establecimos unas medidas sanitarias muy estrictas y lo contamos cuando nadie lo estaba haciendo ni contando. Además intentamos ayudar a personas que lo estaban pasando mal y donamos más de 17.500 comidas. Creo que todo eso ayudó a que las personas confiasen en nosotros su alimentación en ese momento y ahora”, añade Casal.

¿El secreto? Como ellos mismos afirman: Insistir, persistir, resistir y nunca desistir.

Fuente: Wetaca