Comienzan a verse brotes verdes en el sector turístico español que alientan al optimismo este verano, ejemplo de ello es VIVOOD Hotel, que ha tenido un período vacacional de gran demanda con una ocupación media del 92% en julio y agosto. Además, incrementa la facturación del hotel respecto a 2019 y ha contratado personal para reforzar algunos de sus departamentos.

Desde la reapertura el pasado 12 de junio, el hotel alicantino ha ido aumentando paulatinamente el número de reservas. En junio, y con apenas solo dos semanas de actividad, VIVOOD cerró el mes con un 52% de ocupación.

El trabajo realizado durante el estado de alarma, el tipo de instalaciones óptimas para el distanciamiento con las que cuenta y la excelente acogida por parte del turista nacional, que ve al hotel como la alternativa perfecta para disfrutar de unas vacaciones seguras sin salir de España, están siendo claves para la recuperación de la demanda.

Refuerzo de personal

Dadas las previsiones de crecimiento para verano, VIVOOD contrató personal para seguir ofreciendo una atención y servicios de máxima calidad acordes a un hotel de lujo. “Tenemos claro que debemos devolver la confianza que nuestros clientes están depositando en nosotros. Nos sumamos al lema de que ‘no es momento de parar, sino de acelerar’ dando lo mejor de nosotros”, explica Daniel Mayo, CEO y fundador de VIVOOD.

El hotel reforzó las áreas de limpieza, restauración y mantenimiento. Con esta medida pretende también ayudar a reactivar la economía local, priorizando la incorporación de trabajadores residentes en la provincia de Alicante.

Asimismo, la empresa ha conseguido que sus 51 empleados salgan definitivamente del ERTE y regresen a sus puestos de trabajo al 100%.