Tras la situación de crisis global por la pandemia de la COVID-19, el sector agroalimentario en su conjunto se enfrenta a una vuelta al trabajo rutinario, al de todos los días, pero no se trata de ir a una “nueva normalidad”, ya que para este sector cada día requiere un nuevo replanteamiento, transformación y adaptación del trabajoy de la actividad a las circunstancias climatológicas, logísticas, de mercado, del consumidor… para ser más productivo e innovador que nuncaEstas son algunas de las reflexiones del director general de Foro Interalimentario, Víctor Yuste, que además anima a formar parte del proyecto de #EActíVate.

Lee el artículo completo publicado en Revista Alimentaria.