Una alianza de las empresas Click&Brew y Erm del Pallars Productions ha dado como resultado la Oliba Green Beer, una cerveza verde. Esta innovación ha colocado a esta empresa en una situación única en el mercado que puede favorecer su despegue. La cerveza es verde porque su proceso de producción es sostenible, pero lo más llamativo es que también su color es verde. Verde y con aroma de aceituna. Toda una innovación que ha servido a esta empresa para despegar.

La fábrica colaborativa Click&Brew, que actualmente tiene su sede en Torrefarrera, es una iniciativa innovadora de los emprendedores Jordi Pifarré y Miquel Simón. Empezaron la actividad empresarial al vivero FP Empren gestionado por el Ayuntamiento de Lleida en el Parque Científico y Tecnológico y, en su fase de crecimiento del proyecto, emplearon una de las plantas piloto del Parque Científico y Tecnológico Agroalimentario de Lleida (PCiTAL) hasta llegar a instalar la fábrica actual en el polígono industrial de Torrefarrera.

La innovación proviene de la obtención de un extracto de oliva con que se consigue aportar aroma, sabor y color, y que el producto quede totalmente homogéneo. El producto final es “una cerveza de estilo checo de inspiración mediterránea, refrescante y suave”, remarcan sus creadores.

Oliba Green Beer se ha hecho en colaboración con Erm del Pallars Productions, que ha aportado siete variedades de olivas autóctonas del Pallars Jussà.

El caso es que esta primera cerveza verde de oliva ha ganado recientemente el premio a la Innovación Tecnológica Agroalimentaria (PITA) 2020 del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña en la modalidad de agroindustria.

Fuente: Parque Científico y Tecnológico Agroalimentario de Lleida