Este 2020 ha supuesto, sin ninguna duda, un punto de inflexión para muchos profesionales y equipos de Recursos Humanos. La expansión del coronavirus ha generado un cambio de paradigma, siendo la gestión de personas uno de los ámbitos que mayor transformación ha sufrido. Ante la necesidad de mantener la actividad empresarial a pesar de las restricciones sanitarias, las organizaciones han tenido que reinventarse explorando nuevas vías de actuación para hacer frente a tres grandes desafíos: cambios organizativos por la implantación repentina del teletrabajo, procesos mucho más digitales, y un mayor riesgo para la salud física y mental de la plantilla. Esta imparable transformación, donde las nuevas tecnologías han jugado un papel primordial, seguirá marcando el sector de los Recursos Humanos durante los próximos meses.

La salud emocional de los trabajadores como la principal preocupación, la apuesta por el Change Management para implicar a la plantilla en la nueva hoja de la empresa, un mayor foco en la conciliación laboral y desconexión digital, la promoción de la diversidad o el establecimiento de nuevas fórmulas para la formación, son algunas de las tendencias que marcarán la hoja de ruta del 2021.

 

Durante el último año, las organizaciones han tenido que enfrentarse a numerosos retos. El primero de ellos ha sido el enorme cambio organizativo que supuso la adopción del teletrabajo a tiempo completo, obligando a los departamentos de RRHH a adaptar procesos y coordinar equipos de forma remota. Teniendo en cuenta que el futuro de las empresas se basará en la gestión de entornos híbridos, la comunicación y el contacto constante con la plantilla serán los principales protagonistas.

De igual modo, la pandemia ha puesto de manifiesto que la digitalización está ocupando un papel primordial a todos los niveles, poniendo por delante de muchas compañías el desafío de tener que reconvertirse rápidamente para continuar con su actividad y seguir manteniendo su competitividad en el mercado. La evolución constante que caracteriza al contexto tecnológico actual obligará, a partir de ahora, a estar siempre al día de las últimas novedades para no quedarse atrás, y a apostar por la formación y la renovación constantes.

 

A lo largo de 2020, los departamentos de RRHH han demostrado más que nunca su resiliencia y versatilidad. Han sido capaces de adecuarse de forma rápida y creativa a la nueva situación, pero sin olvidar que los trabajadores y su bienestar son su máxima prioridad. La comunicación constante con los empleados para conocer sus preocupaciones y ofrecerles soluciones a medida, así como el uso efectivo de las herramientas tecnológicas, han sido los pilares que han ayudado a mantener cohesionados a los equipos y han impulsado la adaptación de las empresas. Ahora solo queda seguir reinventándose, siempre al lado de nuestros trabajadores para ayudarles a navegar por el nuevo escenario que se abre ante nosotros”, afirma la directora de Recursos Humanos de Cigna España, Ana Romeo.

Fuente: Cigna España / Infografía: Pedro Jiménez