“Tappy es un grifo inteligente que te permite vender cerveza de forma desatendida. El usuario llega, abre su aplicación, paga su caña online y se autosirve. Fácil, ¿verdad?”. Así presentan los gallegos Jaime Bálgoma y Jacobo Wirz su sistema de autoservicio de bebidas, con el que quieren revolucionar la forma en que se sirven, consumen y pagan las cervezas en eventos masivos o instalaciones en las que no hay personal de hostelería.

El funcionamiento de Tappy es sencillo. Los usuarios deben descargarse la app, escanear el código del panel del propio carrito y pagar su consumición. En ese momento, se activa el grifo de cerveza, convirtiendo el sistema tradicional en uno autoservicio. La idea surgió del proyecto de fin de máster de los gallegos en el IE Business School, y terminó siendo ganadora en los premios The Hop, el Programa de Emprendimiento Colaborativo de Estrella Galicia.

“La idea principal es que el consumidor participe en el ritual y disfrute de su cerveza sin las interminables esperas propias de los eventos masivos. Convertir el servir una cerveza en una experiencia social que compartir con los tuyos”, explican los creadores. La solución también presenta ventajas para los establecimientos: mejora la experiencia de los clientes, es automatizada y aumenta la posibilidad de poner puntos de venta. Tappy puede instalarse en centros sin servicio de bar, como instalaciones deportivas u hostales, por ejemplo. En 2019, estuvo presente en grandes eventos como el Festival Sin Sal, el Resurrection Fest o el Mercado de la Cosecha en A Coruña. Actualmente, el grifo está presente en diferentes puntos de España y Portugal.

Fuente: Tappy