Stadler y Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) han puesto en marcha un convenio de colaboración para desarrollar un proyecto experimental de trenes de hidrógeno para el TRAM de Alicante.

El prototipo permitirá estudiar y demostrar la viabilidad de tranvías que funcionen con hidrógeno, no solo desde el punto de vista tecnológico sino también desde el económico, así como comprobar la estabilización del uso de este combustible. Esta iniciativa es una muestra de la apuesta que la multinacional ha realizado por la Comunitat Valenciana, generando empleo de calidad e impulsando la industria de la región.

En este sentido, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que Stadler se trata de una empresa absolutamente internacionalizada con cerca de 600 personas ingenieras en su plantilla, “lo cual conforma una potencia industrial, que contribuye a que la Comunitat Valenciana tenga una economía diversificada, en la que el peso industrial sea muy importante“.

Además, esta iniciativa supone un paso más en la apuesta por la descarbonización en la Comunitat Valenciana y que constituye una de las prioridades de la Generalitat en su lucha contra el cambio climático. “Es fundamental tener un horizonte y saber conectar la sostenibilidad y la descarbonización, en este espacio de movilidad que representa Stadler, para también contribuir a la recuperación económica“, ha asegurado el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España.

Fuente: AVE