Las empresas Sigfox y Stechome se han unido para llevar a cabo un proyecto público de rehabilitación energética de un total de 340 viviendas ubicadas en ámbitos vulnerables de cuatro municipios y barrios del País Vasco.

A través de tecnología y conectividad IoT, se podrá realizar un control de la temperatura ambiental, humedad relativa y concentración de CO2 del aire, así como el consumo de calefacción, con el fin de lograr una mayor eficiencia energética que contribuya a la reducción de gastos de consumo entre la población con menos recursos.

Concretamente, para la monitorización del consumo energético, las viviendas dispondrán de sensores dotados de un sistema de transmisión inalámbrico y de equipos de medición que registran una serie de datos en intervalos de 10 minutos. El sistema empleado, por un lado, hace uso de una plataforma de vigilancia energética, que permite almacenar información y llevar a cabo un control de costes, confort y consumos energéticos en las viviendas seleccionadas y, por otro lado, recurre a la conectividad 0G de Sigfox, una red de bajo consumo y de bajo coste para el Internet de las Cosas (IoT).

Esta iniciativa de mejora de las condiciones de salubridad y eficiencia energética en viviendas, que tiene una duración estimada de cinco años, está en funcionamiento desde el 2021 hasta el 2025 y se llevará a cabo en un total de 340 domicilios y unos 31 portales aproximadamente, distribuidos en los barrios de Aramotz, Txonta, Basaundi y Otzarkoaga, pertenecientes a los municipios de Durango, Eibar, Lasarte y Bilbao, respectivamente.

Fuente: Sigfox