Seventy Eight, la empresa de Zaragoza especializada en obras de interiorismo, celebra su décimo aniversario con la renovación de sus instalaciones. Así, se traslada al Polígono Malpica de Zaragoza donde ha invertido 500.000 euros en la reconversión de unas antiguas naves industriales para crear las instalaciones de su nueva sede de 2.000 m2, repartidos en 1000 m2 de oficina y jardines, y otros 1.000 m2 destinados a logística y a la preparación de prototipos.

El cambio viene impulsado por el crecimiento en los últimos años. Las anteriores instalaciones se nos habían quedado pequeñas y, además, hemos ido abriendo nuevas líneas de negocio”, ha asegurado el fundador y CEO de Seventy Eight, Ramón Pomar, en una entrevista a El Economista.

De hecho, la clave de su éxito ha sido esa diversificación de la actividad que ha pasado de estar centrada en el interiorismo para el sector del lujo a cinco áreas de actividad diferenciadas con clientes que van desde cadenas de alimentación multinacionales, a establecimientos hoteleros o viviendas personales. “Empezamos a diversificar hace cinco o seis años, pero ha sido más fuerte en los dos últimos dos y tres años. Ahora sectores como las oficinas o la vivienda de lujo han crecido”, afirma Pomar.

Este incremento de la actividad ha supuesto a la compañía la ampliación de su plantilla hasta las 40 personas, así como un aumento de la facturación que ha pasado en los últimos 10 años del millón de euros a más 17 millones. Además, su previsión de cara a este año 2021 es positiva con la mayor cartera de proyectos de su historia y presencia tanto en España como en Europa y otros mercados internacionales.

Fuente: El Economista