Cinco operarios, cuatro meses y un proyecto que ejemplifica la transformación laboral e industrial que viviremos en los próximos años y en la que el talento interno juega un papel clave. Es por ello que SEAT ha lanzado un programa pionero para reconvertir a algunos de sus trabajadores de la línea de montaje en programadores junior para SEAT:CODE a través de la formación en software.

“Lo que pretendemos es demostrar que somos capaces de mover gente que está actualmente en la fábrica y cambiarles el rol, sus vidas y su futuro a través de la tecnología para que puedan aportar en un escenario diferente”, explica Carlos Buenosvinos, responsable de SEAT:CODE.

La primera promoción de este programa pionero con el que la compañía busca digitalizar a sus empleados y fomentar la evolución del talento interno, cuenta con cinco operarios de la fábrica que la compañía tiene en Martorell y que ya han reinventado su carrera profesional al convertirse, tras cuatro meses de formación, en programadores del hub tecnológico SEAT:CODE.

Para inscribirse, los candidatos debían ser empleados de SEAT, tener interés por la programación y cierto nivel de inglés. “Lo que buscábamos es lo que siempre requerimos en SEAT:CODE, actitud. En lo que más nos fijamos es que les brillasen los ojos cuando hablasen de tecnología, de cambiar el futuro”, asegura Buenosvinos. Durante las 16 semanas de formación, recibieron los conocimientos de software necesarios, tanto de front-end (interfaz de usuario) como de back-end (modo administrador) en clases impartidas por profesores especializados en Tecnologías de la Información.

“Estamos viviendo una transformación sin precedentes y, para afrontarla, en SEAT pensamos que el mejor talento es el que tienes dentro, muy comprometido y que ya conoce la cultura de la compañía. Además mandamos el mensaje a todos los empleados de que contamos con ellos para los nuevos retos”, concluye Ismael Lara, responsable de Culture,Learning & Development de SEAT.

Fuente: SEAT