El acelerado ritmo de trabajo en Silicon Valley hacía que muchos de los trabajadores echaran mano de alimentos poco sanos o que incluso no comieran. Fue en este entorno cuando surgió el smart food, un novedoso concepto de productos de alimentación saludables en forma de batidos o barritas con la cantidad adecuada de nutrientes y calorías, elaboradas con ingredientes naturales, y que están pensado para utilizar de forma esporádica cuando el tiempo apremia.

Satislent, una startup madrileña puesta en marcha por los hermanos Carlos y Alfonso Ucha, trajo el concepto a España en 2014 y desde entonces no han dejado de crecer gracias a su bebida de nutrición inteligente Soylent. Se trata de un producto completo, con sabor agradable, producido íntegramente en España, y que está fabricado con ingredientes naturales y locales como aceite de oliva virgen, gofio de maíz canario, proteína de guisante, avena, semillas de lino o harina de soja.

Los consumidores de este tipo de “nutrición inteligente”, según datos de Satislent, son mayoritariamente hombres de entre 25 y 35 años, profesionales del sector TIC y estudiantes. Lo suelen consumir en las comidas (72%), en el desayuno (68%), en la cena (42%) y como snacks (31%).

Su producto se distribuye ya en más de 26 países, principalmente en Francia, Portugal y Alemania. El objetivo es posicionarse en Europa como marca de referencia en “complete food” mediterránea. En 2021 esperan aumentar las ventas en un 50% con la llegada a nuevos mercados europeos.

Fuente: Satislent