Sateliot, operador de telecomunicaciones satelital, planea desplegar en los próximos años una constelación de hasta 100 nanosatélites, que funcionarán como torres de telecomunicaciones desde el espacio. Esto hará posible hará posible el internet de las cosas de manera global y masiva con cobertura 5G allá donde las redes terrestres no llegan.

Estos satélites –del tamaño de un microondas y alrededor de 12 kilos de peso– también facilitarán la conexión a sectores como el de la agricultura, infraestructuras, logística,  transporte o medioambiente facilitando datos objetivos para una correcta toma de decisiones. Para llevar a cabo el lanzamiento la compañía, que abrió sede en Sevilla el pasado el pasado año, ha confiado en la industria espacial andaluza.

“Confiamos en las capacidades de Andalucía para convertirse en un importante hub espacial en el Sur de Europa, demostrando sus fortalezas y atrayendo inversiones en un sector en auge para el que cuenta con grandes infraestructuras, proyectos empresariales con gran proyección, know how y talento muy competitivo”, ha manifestado Jaume Sanpera, fundador y CEO de Sateliot.

La compañía comenzará a desplegar su constelación con el lanzamiento del primer nanosatélite a partir de la primera mitad del próximo año. Ha previsto una inversión aproximada de 100 millones de euros para 2025. Su objetivo es alcanzar para entonces un volumen de facturación de alrededor de 362 millones de euros y una plantilla total por encima de 100 personas.

Sateliot ya ha presentado su proyecto, así como su plan de negocio e inversión, a la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA). De esta forma apuesta por la industria auxiliar local, así como por la innovación y desarrollo que se está gestando en esta comunidad en torno al sector espacial para la fabricación y desarrollo de sus nanosatélites.

Fuente: Sateliot