El grupo sanitario Ribera ha invertido casi siete millones de euros en tecnología para el diagnóstico y tratamientos oncológicos durante el primer trimestre de este año. Con esta fuerte inversión en la renovación tecnológica de varios de sus centros, el grupo Ribera consolida su apuesta por el área de Radiología. No en vano, su filial PDG es una de las empresas más importantes del sector en Centro Europa, ya que presta servicios en diez centros sanitarios en Eslovaquia.

Así, el grupo ha comenzado la instalación de dos PET TAC, tres resonancias magnéticas y un acelerador, al tiempo que remodelará completamente tres salas de rayos para Radiología convencional en tres centros sanitarios del grupo: el Hospital Universitario del Vinalopó (Elche), el Hospital Povisa(Vigo) y el centro de diagnóstico de su filial Pro Diagnostic Group (PDG) en Bratislava (Eslovaquia).

Tanto en el hospital Povisa como en el Vinalopó, la llegada de los PET TAC supondrá una fuerte inversión en la habilitación de espacios, así como en el instrumental, el utillaje y el mobiliario necesario para su puesta en funcionamiento. Estas mejoras afectarán especialmente al centro gallego que, por sus características espaciales, contará con una inversión extra de medio millón de euros.

Por lo que respecta al Hospital Universitario del Vinalopó, está prevista la próxima instalación de su nuevo PET TAC, uno de los primeros digitales de la Comunidad Valenciana, así como una nueva resonancia magnética pionera en la Comunidad Valenciana. Esta última se trata de una tecnología que incluye un bajo consumo de helio, mucho más ecológica. Además, mejora la experiencia del paciente y la seguridad de los profesionales.

Fuente: Ribera Salud y AVE