Joaquín Fuentes es una fuente inagotable de frases motivacionales para el sector empresarial. Pide que las anotemos todas pero hay una que quiere que resaltemos especialmente: «El movimiento se demuestra andando«. Recalca que puede haber piedras en el camino pero también enfantiza que «las cosas hay que lucharlas». Y remacha: «Tenemos miedo, como muchos empresarios, pero ante el miedo uno tiene que actuar, no rendirse«.

Y ese mantra es el que se respira en Proyecfilm, una pequeña empresa de Salamanca que, al mismo tiempo que reconoce que lo está pasando mal, no duda en afirmar que «nos estamos moviendo más que nunca para tratar de recuperar la normalidad». Esta pyme se dedica a llevar el cine a los pueblos que no tienen salas. Llegan a acuerdos con empresas que gestionan salas o con ayuntamientos para llevar allí los estrenos más impactantes de la temporada.

El propietario de Proyecfilm asegura que las conversaciones con ayuntamientos «se han multiplicado por mucho con respecto al año pasado» porque admite que «no podemos quedarnos de brazos cruzados». De momento, ya ha conseguido espacios para abrir nuevos cines en varios pueblos de Málaga, Cuenca, Córdoba… y ahora sólo espera que el público acuda. «La gente no ha podido ir al cine en todo este tiempo y esperemos que este verano podamos cubrirle esa necesidad», afirma.

Joaquín Fuentes, junto a su hijo Alberto, no van a rendirse. Están totalmente concienciados y  preparados para seguir «en la lucha» y empiezan a tener indicadores positivos, como las visitas a su página web, que ha tenido picos de 8.000 visitas semanales y que ahora se ha establecido en torno a las 1.500, señal inequívoca de que su esfuerzo por mantener el negocio en pie está dando buenos resultados.