La empresa tecnológica gallega Primux lleva más de diez años desarrollando y diseñando equipos gaming, portátiles, de sobremesa y compactos All In One en su centro de I+D+I en Tecnópole, el Parque Tecnológico de Galicia. Recientemente ha decidido apostar también por la producción local, y ha puesto en marcha una nueva línea de producción y ensamblaje de ordenadores en el polígono de San Cibrao, Ourense. El proyecto, que ha comenzado a producir más de 400 equipos diarios, ha generado diez empleos directos en su primera fase.

El principal objetivo de este cambio es mejorar los procesos de producción y ganar velocidad logística. “Durante la pandemia nos encontramos con escasez de productos y numerosos problemas logísticos, por lo que decidimos acercar la línea de producción a Galicia”, explica el Director de I+D+I de Primux, Toni Alvar. “Este cambio nos permite acelerar y mejorar los procesos de producción y ensamblaje de los productos, tenerlos listos en poco tiempo y poder servir mucho más rápido a los clientes finales, tanto a las grandes superficies como a las tiendas. Además, nos facilita mejorar el control de calidad de los productos”. Hasta ahora, estos trabajos se realizaban en Asia. Los precios de realizar la fabricación en España son más elevados, pero la diferencia se compensa con el ahorro en logística.

La apertura de la línea de producción ha permitido también generar empleo en la región. “Estamos muy contentos de poder apostar por gente local y crear puestos de trabajo, en esta época en la que se están perdiendo tantos”, señala Alvar. Sus planes para el futuro son ampliar la línea de producción y tener más capacidad de fabricación y ensamblaje de equipos. En concreto, esperan crear tres líneas más y alcanzar un ritmo productivo de hasta 1.600 ordenadores made in Spain al día.

Fuente: Primux