EVO Banco se adaptó en tiempo récord a la situación, lanzando una serie de spots desarrollados en remoto y con los recursos que permitía el confinamiento.