El videoclip ha sido íntegramente realizado desde el confinamiento en su propia casa

La voz y el piano, interpretados por Pablo Alborán, están acompañados por la guitarra de Lolo Álvarez