Siguen trabajando a pesar del confinamiento, recogiendo cosechas, transportando los alimentos para que lleguen al consumidor viva donde viva.


Es responsabilidad de todos conseguir que la economía no se detenga para que la recuperación sea rápida.