Nomo, la plataforma fintech all-in-one que integra todos los servicios financieros y herramientas de gestión de negocio para pymes, autónomos y freelancers, cerró el pasado año alcanzando los 100.000 usuarios, casi el triple del ejercicio anterior, y multiplicando por 12 los clientes de pago, una cifra que prevé incrementar por 10 el próximo año. Nomo ha sabido adaptarse a las necesidades de los colectivos a los que se dirige, creciendo un 30% de media cada mes respecto a meses anteriores y convirtiendo la pandemia en una oportunidad. Gracias a la digitalización de la gestión que ha aportado a sus clientes, éstos han podido centrarse en hacer crecer sus negocios, ahorrando tiempo y dinero.

Nacida a finales de 2018 como startup interna del Grupo Banc Sabadell, opera de forma independiente y cuenta con un equipo propio. Este año, la entidad bancaria reforzará la plataforma con una inversión de 2,45 millones de euros, dirigida a potenciar su crecimiento, operación que permitirá a Nomo desarrollar nuevas funcionalidades vinculadas a servicios financieros y ampliar la plantilla hasta los 30 trabajadores. La compañía ha sido pionera en crear un servicio 100% digital en modo SaaS y abierto a clientes de cualquier entidad bancaria, aunque con condiciones preferentes para los de Banc Sabadell.

De todas las funcionalidades que pone a disposición de los usuarios, la emisión de facturas en formato digital es de las más usadas. Este servicio permite realizar un seguimiento total de la factura, desde la creación hasta el cobro de la misma. También tienen muy buena acogida los servicios de digitalización de los tickets de gastos a través del lector OCR y la conciliación de las cuentas bancarias con las facturas de ingresos y gastos, operaciones que permiten llevar el control en tiempo real de la tesorería del negocio.

Fuente: Nomo