La empresa navarra Nabrawind ha firmado recientemente la venta de cuatro torres para un parque situado en Namibia y desarrollado por el promotor de origen franco-namibio InnovenSun Energy.  La construcción del parque está prevista que comience durante la segunda mitad del presente año.

El proyecto, bautizado con el nombre de parque Elizabeth Bay, contará con una innovadora solución que utiliza la pieza de la transición de la torre Nabralift a modo de cimentación. Nabralift, la torre auto-izable capaz de superar los 200 metros de altura desarrollada por Nabrawind, integra en su estructura de tipo ‘frame’ una pieza denominada transición cuya función es unir la torre tubular con la estructura Nabralift.

Esta solución reduce el consumo de hormigón de la torre en un 95%, de modo que se evita la emisión de 1.000 toneladas de CO2. De igual manera, este tipo de torre se convierte en una alternativa muy interesante en parques eólicos donde el suministro de hormigón pueda suponer un desafío.

En el acuerdo alcanzado entre las dos empresas, Nabrawind se encargará del diseño y suministro de torre y cimentación, así como de la logística hasta las costas de Namibia.

Nabrawind S.L. es una empresa navarra, participada por SODENA y soportada por InnoEnergy, que diseña y desarrolla tecnologías eólicas avanzadas. Desde su nacimiento, Nabrawind ha buscado reducir el LCOE de los proyectos eólicos gracias a sus productos, que simplifican la logística y la instalación de los parques eólicos.

En concreto, Nabrawind ha desarrollado con éxito dos productos: Nabrajoint y Nabralift. El primero consiste en una unión de palas modulares compatible con cualquier pala que permite un ensamblaje ágil y dinámico a los pies del aerogenerador. El segundo trata de una torre auto-izable que puede alcanzar los 200 metros de altura sin necesidad de grandes grúas.