Mercadona continúa firme en su apuesta por la sostenibilidad y, además de reforzar sus sistemas de reutilización y reciclaje de envases comerciales, en el último año ha cumplido con las 2 primeras acciones de su ‘Estrategia 6.25’ y con el compromiso de convertir todos sus centros en Tiendas 6.25 en menos de un año.

Así, en solo 7 meses y a pesar de la situación provocada por la crisis sanitaria, ha invertido 30 millones de euros para transformar todas sus tiendas al nuevo modelo ‘Tienda 6.25’, que ofrece a los clientes información sobre reciclaje, nuevas bolsas de sección, pictogramas indicativos en los envases para facilitar la correcta separación, nuevas papeleras para reciclar, así como una mejora del sistema de gestión de residuos que incluye la nueva recogida de capsulas de café.

La Estrategia 6.25 para la reducción del plástico y la adecuada gestión de sus residuos, que ha celebrado recientemente su primer aniversario, consta de 6 acciones concretas para conseguir en 2025 un triple objetivo: reducir un 25% de plástico en sus envases, que todos los envases de plástico sean reciclables y reciclar todo su residuo plástico.

Para ello, Mercadona tiene previsto invertir más de 140 millones de euros en los próximos 4 años para llevar a cabo todos los movimientos que forman parte dicha estrategia y que conllevan modificaciones en diferentes procesos de la compañía, desde el rediseño de los envases del futuro en coordinación con los proveedores, a la adaptación de las tiendas y la logística, o la gestión de residuos.

De hecho, gracias a la logística inversa y a su modelo de gestión de envases, la empresa ha reciclado 12.000 toneladas de film plástico en 2020, de las cuales 3.000 se han reutilizado para elaborar las bolsas de compra, evitando el uso de más de 180.000 toneladas al año de materiales de un solo uso.

Fuente: AVE y Mercadona