Mercadona continúa su apuesta por reducir aún más el impacto de su actividad en las distintas ciudades en las que tiene presencia, y reforzar su compromiso con los objetivos del Pacto Verde Europeo y la Ley de Cambio Climático. Es por ello que, en colaboración con los proveedores Scania, Acotral, Frigicoll, y ThermoKing; ha iniciado una prueba en sus procesos logísticos con la incorporación a su flota de un innovador modelo de camión 100% eléctrico.

El nuevo vehículo no emite emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) durante el transporte, con las consecuencias positivas que ello tiene en la protección y conservación del medio ambiente. Además, al eliminar también los gases más perjudiciales para la salud de las personas -aquellos que generan partículas menores de 10 micras y Óxido de Nitrógeno (NOx)- este nuevo motor contribuye a mejorar la calidad del aire de las ciudades en las que opera, así como a reducir la contaminación acústica con un nivel sonoro apenas perceptible para el oído humano.

Asimismo, Mercadona tiene previsto optimizar los procesos de recargas del camión, que realizará en uno de los muelles de su bloque logístico de Ciempozuelos (Madrid), con el objetivo de aprovechar al máximo los tiempos de descanso de los conductores y los horarios de carga de mercancías.

La compañía lleva años apostando no solo por transportar más con menos recursos y optimizar cada ruta, sino por reducir al máximo el impacto de su actividad con iniciativas como la que está probando en estos momentos. Para ello ha seguido revisando sus procesos logísticos e introduciendo mejoras que, en su conjunto, han permitido optimizar la cadena de suministro para hacerla cada vez más sostenible.

Fuente: Mercadona y AVE