Parte habitual de las calles de la Comunidad Valenciana, los carritos ambulantes de Mon Orxata vieron como la cancelación de las fiestas populares y el descenso del turismo hacían desaparecer a sus habituales clientes.

La horchata artesanal de Món Orxata ya no podía encontrarse con ellos como siempre y así decidió meterse literalmente en sus casas con un nuevo aliado: teleorxata, la web que nacía el pasado 5 de mayo y donde es posible seguir comprando y disfrutando de sus productos y recibirlos a domicilio.

Una historia de reinvención que han lanzado Món Orxata y Horchatería Subíes y que ha llevado a Internet a la bebida estrella de Valencia.

“Teleorxata surgió en el Estado de Alarma y con el claro objetivo de seguir acercando nuestra horchata artesana de calidad a los domicilios particulares de Valencia y pueblos de alrededor y, por supuesto, ahora continúa”, explica Yolanda Morán, directora de Món Orxata.

Cristobal Subíes y Yolanda Món

Su éxito, nos dice, radica en la inmediatez ya que es posible hacer un pedido antes de las dos de la tarde y recibirlo pocas horas después. “Atendemos entre 20 y 30 pedidos diarios, el fin de semana más y, afortunadamente, va en aumento”.

Reinventar un producto artesanal

“En nuestro caso, Telorxata ha sido una forma de reinventar nuestro negocio que nos ha permitido seguir trabajando al tiempo que cubríamos una demanda existente”.

Reinvención provocada por la necesidad, ya que como apunta Yolanda Morán, “nuestros ingresos habían sido nulos desde el mes de octubre del año anterior” pero que ha llegado para mantenerse en el tiempo.

“La acogida sido buena, muy buena, sobre todo por que no se trata de algo pasajero. Teleorxata ha venido para quedarse sobre todo porque así lo demandan nuestros clientes, a través de sus constantes pedidos, aun en tiempos de la nueva normalidad”.

Nuevos tiempos para una tradición centenaria que se mantiene muy viva.