La crisis que genera la Covid-19 abre paso a una nueva normalidad que incluirá nuevas áreas de inversión. Así de claro lo tienen expertos como el Innova Institute de La Salle-URL quienes ofrecen un estudio con los 10 nichos en los que vale la pena arriesgarse.

La digitalización se lleva la mayor parte de las recomendaciones que realizan los nueve expertos del centro. En ella se incluyen el teletrabajo, la impresión 3D, la formación, la seguridad de las conexiones desde casa, el acceso a sanidad, cultura y entretenimiento. A estas se sumarían los servicios de ayuda para la tercera edad y de atención al bienestar en el hogar, más la logística.

¿Dónde invertir en el teletrabajo? Cuando terminen las cuarentenas que imponen los diversos gobiernos del mundo el regreso a las oficinas no será total. Muchas multinacionales están apostando porque sus empleados pasen a trabajar desde casa si mantienen su rendimiento, como ya ha avanzado Facebook. Para el Innova Institute se trata de invertir en las consultoras que ofrezcan sistemas de apoyo y entrenamiento para que las empresas trabajen de forma remota.

Cabe destacar que según la Encuesta de Población Activa, en 2019 continuó la moderada tendencia al alza de las personas que trabajan desde casa. Tanto de las que lo hacen normalmente (o más de la mitad de los días) que ha pasado del 4,3% al 4,8%, como la de las que lo hicieron ocasionalmente, que ha aumentado del 3,2% al 3,5%.

La proporción de ocupados que trabajan normalmente desde casa es más alta en Principado de Asturias (6,6%), Illes Balears (5,8%) y Galicia (5,5%). Y más baja en Región de Murcia (4,0%), Comunidad Foral de Navarra (3,9%) y La Rioja (3,6%).

Eso nos lleva a la formación en línea. Las mayores universidades ya avanzan un nuevo curso en el que se trabajará solo desde las habitaciones de casa. Las que ya están preparadas para ofrecer esa clase de formación no tienen problemas, pero incluso así ven una oportunidad en aquellos que creen plataformas y contenidos relacionados. Fundación Telefónica apuntaba que este sector cuenta con un crecimiento anual del 20%.

El salto a lo que se llamaba ciberespacio requiere de conexiones seguras. Esta es una preocupación que comparten los gobiernos y empresas privadas por igual. Los piratas están aprovechando el mayor movimiento digital para atacar tanto infraestructuras críticas como a particulares. Los proveedores de programas para redes virtuales privadas, VPN, como los programadores de antivirus, cortafuegos y copias de seguridad van a recibir más atención.

Si hay un mercado crítico en este sentido es el sanitario. En él ya se está trabajando para asegurar que los datos que se manejan no caen en manos de terceros. Más cuando lo que ya se estaba estimulando, la atención médica a través de plataformas digitales va a crecer para evitar saturaciones en los centros. El diagnóstico en tiempo real que permita las conversaciones con pacientes será una prioridad. Aquí el estudio del Innova Institute destaca la importancia de la gestión de macrodatos y de la implantación de las conexiones 5G que aseguren esa velocidad.

El sector sanitario es también uno de los que más ha apostado por las ventajas que aporta la fabricación aditiva. Gracias a la impresión 3D se han podido proveer respiradores más rápidamente en hospitales que han estado al borde del colapso. Hacerlos de la manera adecuada y con rapidez deja hueco para los más profesionales.

Siguiendo en el área de la salud se incluye la atención a las personas mayores. El estudio hace referencia a tres casos que ya trabajan con ellos: desde Yasit Robotics que ha lanzado herramientas robóticas para asistir en geriátricos a las comunidades que proponen Renacer Digital de Fundación Telefónica o Supervecina.com.

El bienestar en casa no es solo para determinadas edades. Cuando todos hemos comprobado lo que implica una cuarentena que impide salir a las calles, las necesidades aumentan. Aquí detectan desde iniciativas relacionadas con dietas y nutrición a los programas de ejercicio casero. Ya sea mediante gimnasios u otros emprendedores, se necesitarán plataformas y apoyos que sepan responder a esta necesidad.

El ocio y entretenimiento infantil es otro apartado relacionado con el bienestar casero. Cualquiera que tenga hijos pequeños sabe lo importante que es contar con un sistema adecuado para que estén ocupados de la manera adecuada. El estudio resalta el trabajo hecho por la Academia Kahn, Academons Elementary, Ta-tum o Smartick.

Pero, claro, las oportunidades de inversión no se limitan solo al entretenimiento infantil. El acceso a la cultura ha sufrido un vuelco radical durante estos dos meses. Aquí recomiendan apoyar a las empresas que ofrezcan una transición adecuada de los contenidos culturales que se generan en museos o festivales para que se puedan consumir desde el salón de las casas.

El último punto que recogen para animar a la inversión se dedica a la logística. De todo este campo, los expertos creen que hay que centrarse en quienes planteen plataformas globales que usen 5G, robótica, Internet de las cosas y cadenas de bloques. A eso, añaden, estaría el prestar atención a los negocios que apuesten fuerte por el comercio electrónico.