Llevar a cabo una idea empresarial durante el estado de alarma denota valentía. Y eso es precisamente de lo que presume Leg Up, una firma cuya actividad es «traducir la esencia en emociones y garantizar así la completa satisfacción de nuestros clientes». O dicho de otra manera, crear valor diferencial a través de las imágenes y el audiovisual.

Leg Up es un proyecto de joint venture que une a Jesús Chamizo y Emanuele Giusto Kantfish, artistas visuales premiados y publicados internacionalmente que unen sus capacidades más creativas y humanas para ponerlas a disposición de marcas con una esencia y un temperamento de excelencia.

Las marcas necesitan poder transmitir las emociones con imágenes, con entrevistas, con vídeos, con composiciones visuales de calidad. «Nosotros estudiamos cómo transmitir estas emociones generadas por los productos o servicios ofrecidos por la marca», explican.

«Nos unimos en este momento tan imprevisible que estamos viviendo porque creemos que juntos con nuestro equipo podemos ser aún más eficaces y rompedores. Los resultados se están empezando a ver. La reacción ha sido inmediata, ya pudimos satisfacer las necesidades y peticiones de nuestros primeros clientes», explican desde la compañía.

Leg Up pasó a la acción con rapidez, creando su página web y sus primeros materiales audiovisuales para darse a conocer. Y todo en un momento de grandes cambios. En este sentido, y a modo de consejo, los responsables de esta empresa recalcan que «hay que entender cómo ser más eficaces, cómo destacar. Es necesario modificar e invertir para las mejoras. Es importante interpretar lo que pasa y creer aún más en lo que se está emprendiendo».