Lazos y Lazadas es una pequeña empresa de Cieza (Murcia) que, como tantas otras, ha tenido que capear el temporal de este año con optimismo y esfuerzo, pensando en acelerar con vistas al futuro. Pero el caso de esta mercería es especial, puesto que abrió sus puertas apenas quince días antes de que se decretara el estado de alarma y se cerraran los negocios no esenciales.

El ingenio, el esfuerzo y la valentía de María Teresa Blanco hizo que la vuelta a la normalidad fuera el inicio de un negocio prometedor y, lejos de conformarse con lo que tenía previsto, decidió potenciar algunos aspectos innovadores dentro de este sector. Así, no dudó en empezar a promocionar durante el verano el inicio de cursos: de corte y confección, de manualidades y de bordados.

No ha sido habitual a lo largo de la historia que una tienda sea también una especie de centro de formación, pero los nuevos tiempos exigen innovación e ideas originales para que un negocio se diferencie de la competencia.

Eso es precisamente lo que hizo Lazos y Lazadas, que abre su tienda cada día para ofrecer todo tipo de materiales, pero que también ha organizado cursos y realiza arreglos a aquellos que no son tan manitas.

Pero no se quedan ahí los esfuerzos de esta empresa por la reactivación. Además de todo lo anterior, Lazos y Lazadas dispone de un canal de Facebook muy activo en el que no sólo promociona sus acciones sino que ofrece consejos, mensajes motivacionales para la reactivación empresarial y personal, y da lecciones de historia de la costura. Una combinación perfecta que, sumada, ofrece una estrategia de negocio innovadora para el sector y que es un buen ejemplo de superación.

Fuente: Lazos y Lazadas.