Las startups de nueva generación de España y Portugal han creado empleo en 2020, con casi 6.000 nuevos puestos de trabajo a pesar del impacto de la pandemia, según refleja el estudio ‘Análisis de una nueva generación de startups en España y Portugal’. El estudio, elaborado recientemente por el IESE y CaixaBank, demuestra la capacidad de adaptación, reorientación y flexibilidad de las 955 empresas que han participado en la edición 2021 de los Premios EmprendedorXXI.

Así, el 63% de las startups declaran que la Covid-19 no ha afectado en su número de empleados: el 70% ha aumentado la plantilla entre 2019 y 2020, y el 90% espera incrementarla en 2021. Además, 1 de cada 3 empresas analizadas ha aumentado sus ventas en 2020 respecto al año anterior, sin recortar plantilla ni acogerse a medidas de regulación de empleo.

Una de las claves que ha hecho posible la gestión exitosa de esta crisis ha sido contar con equipos fundadores más experimentados, ya que el 72% de las startups analizadas están fundadas por emprendedores que ya han lanzado tres o más empresas, el 75% de los emprendedores tiene más de 6 años de experiencia en el sector en el que emprenden, y entre ellos, el 31% más de 11 años.

Las empresas estudiadas se desarrollan sobre todo en los sectores de impacto social (10%) y salud (6%) y como principales ventajas competitivas destacan tener un producto o servicio superior al de la competencia (73%), la rapidez del servicio (56%) y una mayor oferta (54%).

Respecto a 2019, ha bajado un 7% el porcentaje de empresas que realizan ventas internacionales (42%). De las que venden fuera, el 34% lo hace solo a través de canales online. El 38% de las startups vende en América Latina y Norteamérica, aunque Europa sigue siendo el mercado más relevante para el 43% de la muestra.

 

Fuente: IESE