En la intersección entre la nueva economía, el turismo sostenible, la digitalización y el emprendimiento, hay un nuevo camino: la ruralidad conectada. En los últimos meses, especialmente a raíz de la pandemia, muchas personas han redefinido sus trabajos apostando por el entorno rural para conectar con sus raíces o empezar un nuevo modo de vida alejado de la gran ciudad.

En este contexto, los emprendedores tinerfeños Elsa Rodríguez y Carlos Jonay Suárez han creado Pueblos Remotos, una plataforma para fomentar la ruralidad conectada a través del teletrabajo en las Islas Canarias.

“La conexión con el mundo  rural va mucho más allá del trabajo remoto, es una nueva filosofía que pone en valor la cultura y las tradiciones del entorno, con las posibilidades que ofrecen los trabajos digitales. Al mismo tiempo, también surge la oportunidad de dinamizar estos lugares a través de teletrabajadores, o nómadas digitales, que aportan sus conocimientos, su tiempo y su dinero, para generar un impacto positivo dentro de los mismos“, han asegurado sus creadores.

Para llevar a cabo su proyecto, han lanzado el programa piloto ‘Icod Remoto’ para el que están buscando 10 trabajadores que del 23 de mayo al 13 de junio compartirán una vivencia única en el pueblo de Icod de los Vinos situado en Santa Cruz de Tenerife.

La iniciativa permitirá a los elegidos realizar sus trabajos en remoto desde Tenerife, ofreciéndoles la oportunidad de teletrabajar desde un entorno idílico e integrarse en 6 proyectos locales para conectar con auténticos innovadores rurales, que les permitirán cambiar su forma de ver el entorno rural.

“Queremos construir un nuevo modelo de co-creación, generando un desarrollo sostenible y un impacto socio-económico positivo que perdure en los territorios donde actuamos“, ha afirmado Elsa Rodríguez, cofundadora de Pueblos Remotos.

Fuente: Pueblos Remotos