La empleabilidad se va a convertir tal vez en el reto más importante en la era post Covid- 19. Y en este sentido, atendiendo a los datos, van a jugar un papel fundamental las empresas familiares. Tal y como se puso de manifiesto durante un encuentro on line titulado ‘La empresa familiar comparte’, el 90% de las empresas son empresas familiares, las Asociaciones Territoriales de Empresa Familiar aglutinan a más de 1.200 empresas y representan un 10 % del PIB nacional y, lo que es más importante en cuanto a empleo, generan dos de cada tres puestos de trabajo en estos momentos.

Este encuentro on line fue organizado por las 18 Asociaciones Territoriales de Empresa Familiar. La jornada giró en torno a la reactivación de la economía española de la mano de las empresas familiares. La clausura estuvo dirigida por la Asociación Gallega de la Empresa Familiar (AGEF), la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) y la Asociación Murciana de la Empresa Familiar (Amefmur).

La sesión la inauguró el presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, Víctor Nogueira, y Héctor Dominguis, miembro de la junta directiva de la Asociación Valenciana de Empresarios. Nogueira destacó que en el futuro va a ser “fundamental” la colaboración entre las distintas administraciones para conseguir la reactivación. Por su parte, Dominguis resaltó la importancia de movimientos como #EActivate que ponen en valor a las empresas, a los empresari@s y a sus trabajadores, para que la rueda de la economía no pare.

Las presentaciones corrieron a cargo del presidente de Altia, Tino Fernández; la CEO de Dormitienda, Mónica Duart; y el director general de Urdecon, Enrique Fernández-Delgado.

Los empresarios se comprometieron con la reactivación y coincidieron en que es “necesaria la confianza por parte de las Administraciones en el sector privado, ya que las empresas familiares somos la columna vertebral de la economía y somos imprescindibles en la recuperación”. En este sentido, los participantes son de la opinión de que “se debe apostar por una colaboración público-privada” y que “el Gobierno debe apoyar el tejido empresarial, ya que sin iniciativa privada no hay crecimiento ni empleo”. Asimismo, todos resaltaron la importancia de establecer sistemas de simplificación administrativa.

Los conferenciantes aportaron propuestas concretas para la reactivación de la economía. El presidente de Altia apuntó a la “alineación de la fiscalidad con el crecimiento” y a un “tratamiento fiscal favorable para el emprendimiento”; la CEO de Dormitienda añadió que resultaría positivo “poner en marcha iniciativas que activan el empleo, facilitando la contratación y eliminando trámites burocráticos”; y el director general de Urdecon señaló la “necesidad de impulsar la colaboración público-privada” y la “creación de políticas de empleo más accesibles”.