La pandemia por la COVID-19 ha cambiado significativamente la agenda de prioridades de los primeros ejecutivos de las empresas, tal y como constata el informe ‘CEO Outlook 2020: COVID-19  elaborado por KPMG. Entre las principales conclusiones destaca que la crisis sanitaria ha impulsado el proceso de digitalización de las empresas, ya que un 80% de los CEOs asegura que la transformación de su modelo operativo se ha acelerado a raíz de la pandemia; mientras que un 50% afirma que se sitúa meses por delante de lo esperado y otro 30% considera que actualmente se encuentran años por delante de lo que esperaban antes de la pandemia. En relación con lo anterior, para el 33% de los encuestados, el principal obstáculo para acelerar su proceso de digitalización es la incertidumbre sobre los escenarios operativos en los que se desarrollará su actividad en el futuro.

Hilario Albarracín, presidente de KPMG en España, ha asegurado que “en un escenario de incertidumbre, los CEOs están adoptando las medidas necesarias para que sus compañías generen confianza. En este proceso, la transformación digital ha adquirido un papel protagonista, ya que permite fortalecer la capacidad de respuesta de la empresa ante eventos disruptivos, garantizando el mantenimiento de la actividad y el flujo de comunicación con los grupos de interés”.

Además, preguntados entre julio y agosto, y en consonancia con la marcha de la economía, un 32% de los directivos redujeron sus expectativas de crecimiento para la economía global a largo plazo en comparación con las que tenían a principios de año, mientras que un 37% las han mantenido igual. Sorprende que cuando se les pregunta por las expectativas de sus empresas, el 67% se muestra mucho más optimista que en el anterior sondeo, mientras que un 17% lo ve igual.

En cuanto al propósito de las empresas, el 77% de los CEOs señala que les ha ayudado a definir las acciones que debían emprender para satisfacer las necesidades de sus grupos de interés durante la pandemia (empleados, comunidades, clientes, socios e inversores) mientras que el 79% se siente más vinculado a su propósito que antes de la crisis. De hecho, el 79% de los CEOs ha redefinido el propósito de su empresa a raíz de la pandemia con el fin de atender mejor las necesidades de sus grupos de interés.

En materia de sostenibilidad ha habido un cierto cambio porque el 63% de los encuestados han centrado sus políticas de ESG en el aspecto social. Esto no ha supuesto, sin embargo, un detrimento de los aspectos medioambientales, ya que el 71% de los directivos se muestra decidido a consolidar los avances realizados en la lucha contra el cambio climático durante la pandemia. De hecho, el 65% asegura que la gestión de los riesgos climáticos será un factor clave para mantener su cargo en los próximos cinco años.

Descarga el informe aquí