Galardones como el oro del Concours de Lyon o el bronce del Dublin Craft Beer AllTech) avalan el buen hacer de La Sagra, la cerveza artesanal que ha conseguido, desde la localidad toledana de Numancia de la Sagra, convertirse, por ejemplo, en la cerveza más vendida en plataformas como Amazon.

Unos logros especialmente relevantes en los tiempos que vivimos, como explica Carlos García, CEO y fundador de la compañía: “Aunque algunas cosas se retrasaron por el confinamiento, finalmente la inversión y el trabajo que hicimos tuvieron su resultado y recientemente hemos podido obtener el certificado IFS. A pesar de ser un año duro, obtuvimos nuestra recompensa”.

Y es que, pese a las dificultades, durante la pandemia, La Sagra lanzaba incluso una nueva cerveza. “Estaba en nuestros planes, era un lanzamiento muy pensado y muy preparado, y decidimos seguir adelante. Lanzamos La Sagra Bohemia, nuestra primera referencia en formato lata”, apunta Carlos García.

Además, la compañía decidía “estar del lado de los que peor lo estaban pasando y así lanzamos la campaña #VaPorLosBares para mostrar nuestro apoyo a los hosteleros”. Una apuesta por seguir adelante que también confirman los datos: en 2020, La Sagra ha facturado 4,8 millones de euros y la marca La Sagra (a través de la que se distribuyen otras cervezas como la Blue Moon o la Carling) ha experimentado un crecimiento del 190%.

Seguir creciendo marcará también los pasos de la compañía este año: “Nuestra ambición es seguir creciendo y poder competir con las grandes cerveceras nacionales, pero manteniendo nuestro sello“, asegura su fundador.

Fuente: Cervezas La Sagra