La línea ferroviaria entre Valencia y Zaragoza también está en plena reactivación. Según fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) citadas por el periódico Las Provincias, esta línea ha recuperado el tráfico de mercancías que perdió como consecuencia de la declaración del estado de alarma y la consecuente paralización de la economía. Reactivaciones como las del Grupo PSA (Opel), ubicado en Zaragoza, están detrás de este relanzamiento de la citada línea ferroviaria.

En total, son una treintenta los trenes de mercancías que circulan cada semana por la línea que forma parte del denominado corredor cantábrico-mediterráneo.

Las fuentes consultadas y citadas por Las Provincias consideran que esta cifra muy superior a los tres que se contabilizaban en 2017, antes de las diversas obras de mejora realizados por el Ministerio de Transportes. Se ha pasado de las 65.631 toneladas transportadas a las más de 825.000 previstas para este ejercicio. Un punto de partida excelente en plena reactivación.

También destacan que entre el 24 de febrero y el 1 de marzo llegaron a circular por la línea 44 trenes de mercancías, el máximo alcanzado hasta el momento. Justifican este dato en que a los tráficos fijos se suman los denominados ‘sin anticipación’, ya que se gestionan cuando los contenedores están completos.

Los principales tráficos operados actualmente por cinco empresas ferroviarias  tienen que ver con los relacionados con vehículos y frigoríficos desde Valencia hasta Zaragoza, a los que hay que sumar los portacontenedores desde Valencia hasta la terminan del Júndiz en Vitoria y el puerto de Bilbao.

Hasta el momento se han invertido cerca de 135 millones en licitaciones de proyectos y obras en la línea entre Valencia y Zaragoza. Actualmente se ejecuta la renovación integral de la vía en el tramo entre Caparrates y Teruel, con un coste de 27,5 millones y sin afección al tráfico salvo cortes puntuales.

Se trata de una actuación integrada en la adaptación de siete estaciones para permitir la circulación de trenes de 750 metros, que supone otros 20 millones.