La compañía valenciana de alimentación, Importaco, avanza en su compromiso con la ciencia aplicada a la salud de los consumidores y la investigación sobre las propiedades beneficiosas de los frutos secos. Así, gracias a un estudio in vivo e in vitro iniciado en 2020, se ha convertido en la primera compañía en demostrar que los frutos secos son una fuente de probióticos al identificar tres de los géneros Lactobacillus y Pediococcus en sus frutos secos, los cuales tienen actividad anti-oxidante, anti-inflamatoria e inmuno-estimulante.

El proyecto ha sido liderado por Teresa Cercós, Directora General de Calidad, Medio ambiente e Innovación de Importaco; dirigido por Amparo Devesa, Directora de Investigación de Importaco; y desarrollado junto a la compañía de biotecnología Darwin Bioprospecting Excellence, startup del Parc Científic de la Universitat de València especializada en la puesta a punto de soluciones microbianas para la industria.

“Este proyecto es el inicio de una línea de innovación asociada a la contribución a la mejora de la salud de las personas. Estamos muy comprometidos con la ciencia porque consideramos que es la mejor forma dar respuesta a los retos a los que nos enfrentamos como sociedad, ha asegurado Teresa Cercós.

Gracias a esta innovación científica, la compañía ha desarrollado toda una gama de alimentación avanzada compuesta por almendras y nueces enriquecidas con estos probióticos que fue presentada el pasado octubre en la feria Anuga (Alemania).

La inversión en conocimiento es el motor de nuestro desarrollo. A través de la especialización de los profesionales de Importaco estamos poniendo en valor las características saludables de los frutos secos. Este es un avance que sin duda marcará un antes y un después en nuestras líneas de innovación”, ha destacado el presidente de Importaco, Toño Pons.

Fuentes: Importaco y AVE