El proyecto Motor Verde, liderado por Fundación Repsol y Grupo Sylvestris, invertirá 17,5 millones de euros para reforestar 3.500 hectáreas de terrenos baldíos o afectados por incendios en diferentes municipios del Principado de Asturias en los próximos tres años.

Los trabajos de reforestación comenzarán este otoño en la zona suroccidental de Asturias, con la plantación de cerca de 180.000 árboles de especies autóctonas en unas 200 hectáreas pertenecientes al municipio de Grandas de Salime, arrasadas por dos incendios en 2017. En total, se estima que los nuevos bosques absorberán 1,1 millones de toneladas de CO₂ de la atmosfera.

Además de los beneficios medioambientales, el proyecto ha sido concebido para impulsar el desarrollo de una economía verde y sostenible, especialmente en zonas rurales. Para las plantaciones en Asturias se contratará a cerca de 700 trabajadores del entorno en los próximos 3 años, un 70% pertenecientes a colectivos vulnerables, contribuyendo así a fijar población en la región.

Además, en el marco del proyecto se pondrán en marcha programas de formación y fomento de la innovación y el desarrollo tecnológico en el sector forestal. La actividad que va a generar este proyecto apoyará al tejido empresarial local en las zonas donde se lleven a cabo las plantaciones, dinamizando la economía rural asturiana y las actividades relacionadas con el turismo y los servicios.

“Este proyecto es de gran relevancia para la compañía y para su Fundación porque Repsol apuesta por una nueva economía en la que se tiene en cuenta no solo el impacto económico, sino también el social y el medioambiental, ha afirmado el presidente de Repsol, Antonio Brufau.

Fuente: Repsol