En los últimos las empresas españolas han dado un paso de gigante en materia de digitalización, acelerando durante el confinamiento un proceso de transformación que estaba previsto que durara años. Ante este incremento del tráfico web, especialmente con la apuesta por el trabajo en remoto, es muy importante que las empresas tomen medidas en materia de ciberseguridad para proteger sus servidores, plataformas y datos, a través de sistemas que protejan su información.

La pérdida de datos por ataques informáticos, desastres físicos o errores humanos pueden suponer pérdidas de entre 2.000 y 50.000€ para las pymes, según Incibe. Esta cifra asciende a 3,6 millones de media en empresas grandes, según datos de IBM.

Es por ello que herramientas como el backup se han convertido en esenciales para proteger los datos, sin embargo solo un 10% de las pymes realizan copias de seguridad. En la mediana y pequeña empresa española no hay conciencia de la necesidad de hacer backup de los ordenadores y, según la empresa española Datos101 experta en soluciones de seguridad de datos para empresas, cuando se realizan no se hacen adecuadamente. En este sentido, destacan que las comunidades con más servicios de backup online contratados son Madrid y Cataluña, seguidos de Galicia, País Vasco, Valencia, Navarra y Andalucía.

La copia de seguridad siempre debe estar automatizada y externa a la sede; no es una copia de seguridad una acción que hacemos de forma manual, ni aquello que guardamos en un USB o con una conexión directa. Asimismo, es necesario contar con un plan de protección frente a desastres físicos como incendios, inundaciones, robos, pérdidas y errores humanos, ya que se estima que más del 49% de las pérdidas de datos se producen por error humano”, explica Juan Llamazares, CEO de Datos101.

Fuente: Datos101