Isma 2000 es la fábrica pionera en papel eco reciclado que lleva produciendo papel tisú sostenible desde hace más de cuatro décadas. En este tiempo ha pasado de producir en su gran mayoría para el sector industrial con bobinas de papel, a producto final para consumo bajo la marca Ismax. La empresa ofrece un total de siete productos -papel higiénico, servilletas, pañuelos o rollos de cocina- dirigidos al consumidor, siempre bajo los principios de la sostenibilidad.

Por cada tonelada de papel se necesitan 17 árboles. Con esta cifra en la mano, Ismax calcula que cada año salva a más de medio millón de árboles, ya que las 30.000 toneladas de papel que produce anualmente proceden de material 100% reciclado. Además, la firma también trabaja para eliminar todo el plástico de sus envoltorios, sustituyéndolo por papel reciclado, una actuación que se enmarca en el proceso interno de mejorar la eficiencia energética y reducir la huella de carbono.

“Nuestro proceso de producción se basa en la economía circular. Toda la materia prima para la fabricación de nuestros productos proviene de papel que ya ha tenido otro uso y que es recuperado del ‘bosque urbano’, esto es, de los puntos de reciclaje de las ciudades”, explica Fernando Luz, CEO de Isma 2000.

La compañía también desarrolla una línea de productos dirigidos al canal profesional, todos bajo los valores medioambientales que reclaman sus clientes y que se impone la propia empresa.

Isma 2000 cuenta con una superficie industrial total de 140.000 m2, distribuidos en tres plantas de producción. Dos de ellas están ubicadas en la provincia de Barcelona y la tercera, en Mallorca.

Fuente: Isma 2000