Wallbox, proveedora española de soluciones de recarga para vehículos eléctricos avanza en su expansión internacional con la apertura de su primera oficina en Francia, el sexto mercado mundial de la compañía por volumen de ventas, según afirman desde la empresa madrileña.

Con la apertura de esta nueva delegación, situada en la localidad de Niza, Wallbox amplía su presencia comercial a más de 80 países y su operativa de oficinas a 9. Un movimiento que se enmarca en su estrategia de diversificación geográfica y que ha elegido la ciudad de Niza por el hecho de que “es una ciudad pionera en materia de movilidad sostenible y tiene previsto aumentar el número de estaciones de recarga públicas en sus aparcamientos, parkings públicos y carreteras”, según explican en declaraciones recogidas por OK Diario.

Según el consejero delegado y cofundador de Wallbox, Enric Asunción, los objetivos de la compañía pasan por “seguir creciendo en el sector de la electromovilidad, seguir ayudando en la transición al vehículo eléctrico y convertirnos en los mejores del sector. Y para ello, la expansión a mercados estratégicos como Francia es una de nuestras prioridades”.

El grupo, del que Iberdrola posee un 10,37% del capital a través de la sociedad Inversiones Financieras Perseo, está presente en la Costa Azul desde principios de 2020, donde ha logrado, en apenas 9 meses de actividad, duplicar sus objetivos de ventas en el país.

A escala mundial, Wallbox ya ha vendido 138.258 cargadores. La española, que prevé cerrar el año con una facturación de 79 millones de dólares y alcanzar los 1.000 millones de dólares en 2025, desembarcaba este 2021 en Estados Unidos, donde ha logrado posicionarse en Amazon como número uno en ventas en la categoría de cargadores de vehículos eléctricos.

Fuente: Wallbox y OK Diario