En los últimos meses han sido muchos los sectores y empresas que han tenido que adaptar sus procesos, sistemas y productos a raíz de la pandemia de coronavirus. Uno de los que han demostrado una mayor fortaleza y capacidad de adaptación ha sido el sector agroalimentario, que han demostrado sus capacidades para mantener activas las cadenas de producción y distribución, y han garantizado que las tiendas y supermercados no hayan visto mermada su capacidad de ofrecer producto.

El sector agroalimentario, que emplea en España al 11,8% de la población trabajadora y aporta el 9,1 % del Producto Interior Bruto en gran medida por la fortaleza de sus exportaciones, ha sido junto al de los sanitarios uno de los sectores que se ha mantenido más activo durante el confinamiento y posterior nueva normalidad y en ningún momento han interrumpido su actividad. “Todos los representantes de la cadena agroalimentaria, desde los agricultores hasta los cajeros de las tiendas, han garantizado que los alimentos sigan llegando a los consumidores. Somos el país de Europa con menores roturas de stock; es decir, con menor ausencia de un determinado producto en las tiendas“, asegura e Ignacio García Magarzo, director general de la patronal de supermercados Asedas.

Es por eso que recientemente han reivindicado ante la Comisión Europea el reconocimiento de la distribución alimentaria como sector estratégico esencial, al considerar que ésta es mejor manera para hacer frente con agilidad y eficacia a futuras crisis sanitarias o de cualquier otro tipo.

“La distribución ha demostrado un gran sentido de la responsabilidad y de compromiso con las administraciones y con los ciudadanos a la hora de aplicar las normativas sanitarias, incluso adelantándose a las medidas recomendadas en los primeros momentos de confusión de la crisis, con el poco conocimiento que se tenía. Hemos evidenciado que somos un sector en el que se puede confiar y, por ello, es necesario limitar la gran proliferación de normas que llegan continuamente desde los distintos gobiernos municipales, autonómicos y central y considerarlo como un aliado irremplazable en la tarea de servir a los consumidores alimentos seguros y de calidad en todo momento”, ha asegurado Felipe Medina, secretario general técnico de Asedas.

Fuente: Asedas y Levante-EMV