El portal de referencia de facturación electrónica B2Brouter (Sabadell, Barcelona) y la Universidad de Koblenz Landau (Alemania) han creado e implantado un modelo a medida de facturación electrónica para diferentes ayuntamientos del área industrial Rin-Neckar, cercana a Frankfurt, que cumple con todas las exigencias y estándares de calidad de la Unión Europea. Este proyecto se ha desarrollado con fondos del programa Connecting Europe Facility, un fondo económico de la UE para inversiones en infraestructuras en transportes, energía y proyectos digitales que tienen como objetivo una mayor conectividad entre los estados miembros.

B2Brouter “es la única empresa española que ha conseguido participar en el programa en esta zona de Alemania para potenciar la e-factura entre las empresas privadas y las administraciones públicas, explica Oriol Bausà, director general de B2Brouter y también uno de los expertos que asesora a la red europea de intercambio de documentos Peppol, sobre los modelos de facturación electrónica.

La firma cuenta con un portal de facturación electrónica gratuito y universal, que ofrece el servicio en una docena de idiomas y ya ha conseguido 120.000 usuarios, entre multinacionales, pymes, emprendedores y autónomos, en países como Francia, Bélgica, Suecia, Inglaterra, Australia, Nueva Zelanda y otros del sudeste asiático. En España, entre sus clientes destacan firmas como Panrico, Bon Àrea, Condis, Endesa o entidades como la Cámara de Comercio de Barcelona, la Diputación de Barcelona o el Hospital de Sant Pau.

Desde que en 2015 el gobierno español aprobó la obligatoriedad de la facturación electrónica con la Administración pública, el crecimiento de B2Brouter ha sido imparable. En plena pandemia, la firma consolidó su proceso de expansión internacional.

Fuente: B2Brouter