La Unión Europea debe reforzar su apuesta por los camiones limpios para cumplir los objetivos de CO2 previstos para 2030. Así lo demuestra un nuevo estudio de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) que pone de manifiesto que actualmente hay 6,2 millones de vehículos comerciales medianos y pesados ​​en las carreteras de la UE, cuya edad media es de 13 años, de los cuales solo 2.300 son cero emisiones, mientras que el 98% de todos los camiones siguen funcionando con diésel según el informe “Vehículos en uso” de 2021.

Además, los fabricantes de camiones europeos estiman que alrededor de 200.000 camiones de cero emisiones deberán estar en funcionamiento en 2030 para cumplir los objetivos de CO2 para camiones pesados. Según los nuevos datos de ACEA, esto requeriría un aumento de casi el 100% en menos de 10 años, mientras que la Comisión Europea en su Estrategia de Movilidad publicada recientemente estableció el objetivo de tener unos 80.000 camiones sin emisiones en las carreteras para 2030, lo que está muy por debajo de lo que exige la regulación de CO2 (-30% de emisiones).

 

“Los fabricantes de camiones europeos están comprometidos con llevar camiones de cero emisiones al mercado y aumentarán rápidamente su gama de ofertas de vehículos de cero emisiones en los próximos años. Sin embargo, no pueden hacer un cambio tan radical y sin precedentes solos”, ha asegurado el director general de ACEA, Eric-Mark Huitema. Entre sus recomendaciones para incentivar el uso de camiones de cero emisiones, apuestan por el establecimiento de tarifas viales basadas en CO2, impuestos sobre la energía basados ​​en el contenido de carbono y energía de los combustibles, un sistema de precios de emisiones de CO2 sólido y una densa red de infraestructura de carga y reabastecimiento de combustible adecuada para camiones.

Fuente: European Automobile Manufacturers’ Association (ACEA)