Cada vez es más habitual el uso de la bicicleta como opción de transporte en las ciudades al tratarse de una forma de movilidad práctica, saludable y sostenible. Sin embargo no siempre resulta sencillo tener una bicicleta en propiedad por falta de espacio o por el mantenimiento que conlleva. Es por ello que el pasado año, en pleno confinamiento, surgió Kleta, una startup catalana de alquiler de bicicleta por suscripción ideada por los emprendedores Diego Casabe y Falk Siegel.

Así, por una cantidad entre 19,50 y 44,50 euros, la suscripción mensual incluye tu propia bicicleta diseñada especialmente para las grandes ciudades, candados inteligentes para protegerla al dejarla aparcada en la calle y seguro antirrobo, el mantenimiento y las reparaciones que pueda necesitar durante el periodo de alquiler, así como disponibilidad de cestas, sillas para niños y otros accesorios personalizables.

“Ofrecemos poder disfrutar de la libertad de tener una bicicleta propia, pero sin preocuparse por los problemas mecánicos, de robo o de estaciones de alquiler de bicicletas por horas. Nos dirigimos a personas que viven temporalmente en la ciudad, pero también a barceloneses cansados de los problemas de tener una bici propia”, ha asegurado Falk Siegel en declaraciones recogidas por La Vanguardia.
Entre sus objetivos de futuro se encuentran alcanzar los 1.000 usuarios activos para el próximo otoño, así como introducir bicicletas eléctricas e innovaciones tecnológicas como una aplicación móvil o la creación de una comunidad online para los usuarios.
Fuente: Kleta y La Vanguardia