Septiembre ha sido el mes elegido por la firma Kentucky Fried Chicken para inaugurar su primer restaurante en Badajoz. Con una inversión de 1,2 millones de euros y la creación de 40 puestos de trabajo, el restaurante estará ubicado en la calle Matilde Tagle Ortiz, junto a la avenida de Elvas, enfrente del campus universitario, y supone la llegada de Kentucky Fried Chicken a Extremadura. El local tendrá una superficie de 350 metros cuadrados englobados en una parcela de 1.000 m2, incluyendo la terraza con capacidad para casi 200 personas y aparcamiento.

Una apertura que, además de mostrar la confianza de la firma americana en Badajoz, ha estado acompañada de una simpática historia en redes sociales. Y es que fue la propia cadena la que en enero lanzó en Twitter que Extremadura era la única comunidad autónoma donde no tenía restaurante y retó al presidente autonómico Guillermo Fernández Vara con el siguiente tuit: “Si se consigue que el presidente autonómico dé like o responda a este tuit, se abrirá restaurante, ¡palabra de coronel!”. Un desafío que Vara no tardó en recoger y contestó animando a la cadena de comida rápida a que se sume “a la gran oferta de esta tierra”.

KFC consiguió movilizar las redes con este comentario y su correspondiente respuesta. Hasta 2,7 millones de usuarios vieron el tuit, 250.000 interaccionaron y 240.000 reprodujeron el vídeo. Un reto que ha saltado de las redes sociales a la realidad, rodeando de gran expectación la llegada del “rey del pollo frito” a la localidad extremeña.

Fuente: Marketing News