En los últimos meses las empresas han tenido que reinventarse para adaptarse a la nueva situación. En un entorno cada vez más cambiante, las compañías están apostando por la innovación y el emprendimiento corporativo como apuestas claras de futuro para su reactivación.

“El fomento de la actividad emprendedora dentro de las empresas y organizaciones consolidadas es una de las estrategias que mejores resultados está dando cuando las empresas necesitan moverse, ir un poco más allá, cuando han de innovar”, ha explicado el profesor de ESIC Business&Marketing School, Pedro Bisbal en declaraciones recogidas por Cinco Días.

En este sentido, ha puesto de manifiesto que la apuesta de las empresas por el intraemprendimiento y la innovación están muy vinculados y “favorece la mejora de los procesos, la resolución de problemas y la creación de nuevos productos y servicios e incluso de nuevas unidades de negocio o empresas de manera ágil”.

Las startups son un claro ejemplo de esta apuesta por el intraemprendimiento y por ello las grandes empresas deberían relacionarse más con ellas de cara al futuro. “La estrella del momento es la aceleradora corporativa: se trata de un proceso por el cual las empresas abren una convocatoria y seleccionan a las startups para cada compañía”, asegura Bisbal.

Como ejemplo de este tipo de acciones, destaca el trabajo realizado por Abanca Innova a través de su Programa de intraemprendimiento para desarrollar proyectos ideados por empleados del banco, o el programa Corporate Lanzadera, que desde 2019 busca nuevos proyectos innovadores en el sector de las tecnologías aplicadas a las finanzas y el mundo de los seguros.

Fuente: Cinco Días