Impress, la compañía que ofrece una nueva generación de ortodoncia invisible, ha cerrado una ronda seed de 5 millones de euros en la que han participado fondos de inversión como TA Ventures, Bynd VC y Sabadell VC, y diferentes business angels europeos. Con esta nueva inyección de capital, Impress continuará con la expansión de su modelo innovador directo al consumidor, y no al personal médico, democratizando así el mercado europeo de la ortodoncia invisible. La startup empezó sus operaciones con alineadores transparentes a mediados de 2019 desde su clínica dental en Barcelona, donde tiene su sede central. Fundada por el doctor Khaled Kasem y los emprendedores Diliara y Vladimir Lupenko, ha conseguido en tan solo un año llegar a más de 40 ciudades en España, Portugal e Italia.

La compañía destinará la inversión recibida a la consolidación de los servicios en los tres países donde opera, así como a la expansión a nuevos mercados, nuevas aperturas y a avanzar en el desarrollo de la digitalización de los procesos de ortodoncia. “En estos primeros doce meses, hemos conseguido construir un modelo de negocio sustancial y escalable a nivel europeo. Nuestro objetivo es seguir creciendo y expandir la compañía a nivel internacional, ofreciendo servicios médicos adicionales que encajen con nuestro modelo de negocio”, ha comentado Kasem, cofundador de Impress. La empresa tiene como gran objetivo garantizar que todo el mundo tenga acceso a poder sonreír sin complejos, apostando por tratamientos digitalizados y personalizados a precios asequibles.

El tratamiento, diseñado por el equipo médico en formato de vídeo simulación 3D, se realiza teniendo en cuenta las posibilidades de cada caso y paciente. A partir de la primera visita a la clínica, se realiza un escáner en tres dimensiones y un vídeo en 3D. Una vez el paciente aprueba las imágenes, recibe en su casa la caja Impress que incluye todos los alineadores transparentes que deberá utilizar hasta que el fin del tratamiento. Un especialista médico de la compañía está disponible durante todo el tratamiento para ayudar en cualquier etapa, dando apoyo y soporte ante cualquier duda o sugerencia. Para facilitar la comodidad del paciente, Impress realiza un seguimiento totalmente digitalizado a través de su app móvil, prescindiendo de visitas que puedan resultar innecesarias. No obstante, el paciente siempre puede acudir a la clínica si él o el experto lo consideran necesario.

Actualmente, la compañía cuenta con tres clínicas propias en España, en las ciudades de Barcelona, Madrid y Valencia, y proyecta abrir en los próximos meses en Sevilla y Palma de Mallorca. Todos los espacios cuentan con un diseño cálido e innovador, creado con el objetivo de romper con la imagen tradicional de las clínicas dentales. La clínica de Barcelona, por ejemplo, es obra del arquitecto Raúl Sánchez y ha sido galardonada con el prestigioso premio Frame Awards, en la categoría Healthcare Center of the Year.

Fuente: Impress