Comprometido con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, el toledano Grupo Tello ha comenzado a reducir un 25% de plástico en sus envases en toda la gama de loncheados elaborados.

Así mismo, la compañía fabricará las bandejas de termosellado de los productos frescos en mono PET, con un 92% de material reciclado.

“Nuestro compromiso es promover el cuidado del entorno que nos rodea, por lo que nos obligamos a diseñar e implementar actuaciones constantes que intervengan en todos los procesos, orientadas a reducir nuestro impacto medioambiental”, afirma Alfonso Alcázar, director general de Grupo Tello.

Uno de los objetivos a corto plazo de Grupo Tello Alimentación es profundizar en su compromiso ecológico, implementando en sus procesos soluciones basadas en el modelo de desarrollo eco sostenible que requiere la pervivencia del planeta

Además y para favorecer la economía circular, la compañía irá introduciendo otras medidas, como el transporte de los productos en envases reutilizables, consiguiendo reducir, de esta forma, la generación de residuos.

Fundado en 1968, Grupo Tello Alimentación, especializado en productos cárnicos, tiene su sede en Totanés (Toledo).

Formado por las populares marcas Tello, Frial, Sánchez Montero, Pamplonica, Mina y Valle, bajo las que produce más de 200 referencias de producto, está presente en más de 45 países.

Un referencia internacional que cuenta con una plantilla de alrededor de 1.000 trabajadores y superó los 190 millones de euros de facturación en el pasado ejercicio.