La empresa Granja Virgen del Rosario lleva desde 1964 ofreciendo a sus clientes huevos sostenibles desde la localidad de Huerva, en Zaragoza, convirtiéndose en un claro ejemplo de innovación y economía circular.

Concretamente, durante este año 2021, la compañía ha invertido 2 millones de euros en la adquisición de nueva tecnología para el envasado sin plásticos de sus huevos, lo que supone una gran reducción de emisiones.

Además, tienen en marcha la construcción de un proyecto que finalizarán en el primer semestre de 2022 y que se suma a su apuesta por el uso de energías renovables. Por otro lado, en su mayor centro de producción, cuentan con placas fotovoltaicas para autoconsumo y ya tienen previsto ampliar la instalación de estas placas al resto de sus centros durante el próximo año.

Cabe destacar que la economía circular es parte del ADN de Granja Virgen del Rosario, por ello la propia empresa cultiva y cosecha en campos de su propiedad los cereales que sirven para fabricar los piensos que alimentan a sus gallinas, además de ocuparse de la recría de los ejemplares de las futuras ponedoras.

En cuanto a la logística, la empresa se encarga también del envasado y distribución en su propia flota de camiones, de manera que permite a los consumidores finales seguir el recorrido completo de cada huevo desde la fecha de puesta.

Un compromiso que tiene como objetivos, además de potenciar una agricultura y ganadería sostenibles, dinamizar la vida del medio rural a través de su actividad económica. En este sentido, la empresa cierra el año con la ampliación de su parque de gallinas de producción ecológica con 36.000 nuevos ejemplares.

Fuente: Heraldo