Imaginen a un cliente de una tienda de alimentación de animales que necesita pienso para su mascota. Sin embargo, se encuentra que su establecimiento de referencia está cerrado o está pasando por dificultades para gestionar el negocio. El propietario de este negocio le ofrece una solución: le redirige a la tienda on line de su proveedor.

La empresa catalana de alimentación y bienestar animal Gosbi ha encontrado la solución. El productor, en este caso Gosbi, ayuda al comercio de proximidad aunque éste no disponga de canal de venta on line. Y lo hace compartiendo los ingresos económicos derivados de la venta de productos a los clientes que acuden a su plataforma gracias a la mediación del citado comercio de proximidad.

Fuentes de la empresa destacan que “nuestra voluntad es defender el comercio local en un momento crítico que lo ha situado al borde de la extinción y nuestra implicación en la defensa de este modelo de comercio es integral, el comercio de proximidad es nuestro compañero de viaje y ahora no lo vamos a dejar de lado”.

Y este gesto empresarial aún tiene más mérito teniendo en cuenta que Gosbi durante las primeras semanas del estado de alarma multiplicó por cuatro la venta en su tienda on line.

Además de esta campaña de apoyo al comercio de proximidad, Gosbi ha colaborado también con diversas protectoras de animales. Así, según detallan fuentes de la compañía, se repartieron 70.000 kilos de alimento entre más de 230 protectoras de toda España (280.000 raciones para alimentar a 10.000 perros durante un mes).