Gas Extremadura sigue ampliando su red de suministro en la región y ha construido en Cáceres una segunda antena de conexión de gas natural, una nueva línea de 3,3 kilómetros de longitud y que ha supuesto una inversión de 330.000 euros.

La empresa de gas natural refuerza así su infraestructura para dotar a las empresas y viviendas de la ciudad de esta importante infraestructura energética, algo que, además, le permitirá afrontar futuros planes de expansión con plenas garantías.

Esta nueva línea de conexión hará posible el paso a gas natural de 10.500 viviendas cacereñas situadas en barrios como San Antonio, Casa Plata, Los Fratres, El Vivero, Cabezarrubia, Parque Príncipe (R-66), Cáceres el Viejo y Montesol, zonas que, actualmente, cuentan con suministro de gas propano hasta la llegada del gas natural.

De este modo, las redes de propano compuestas por más de 61 kilómetros pasarán a integrarse en la red de gas natural. El cambio a gas natural en estas barriadas supondrá una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero superior a 1.500 toneladas anuales, el equivalente a plantar 10.000 árboles en la ciudad.

Un proyecto sostenible que responde a la misión que defiende la compañía: Desarrollar, ampliar y operar de forma eficiente nuestras instalaciones y redes de distribución, para facilitar el acceso al gas natural en las mejores condiciones a vecinos, empresas e industrias extremeños, garantizando en todo momento la calidad, seguridad y continuidad del suministro y fomentando el uso responsable de la energía.

Gas Extremadura inició su actividad en Cáceres en el año 1998; desde entonces, infraestructura gasista que la empresa de Grupo Industrial CL ha desarrollado en Cáceres ha contado con una inversión total de más de 22 millones de euros y tiene una longitud que supera los 160 kilómetros.