La Fundación Repsol y KPMG han unido sus fuerzas al crear ‘Motor Verde’, un proyecto pionero de reforestación a gran escala transversal para todo el territorio, y que servirá para apoyar el desarrollo del mercado voluntario de compensación de emisiones y convertir a España en referente europeo como sumidero natural de carbono. El objetivo de la iniciativa es que se sumen a este pacto las mayores empresas del país.

“Esta alianza va a ser clave para hacer crecer y dinamizar el mercado voluntario de compensación de emisiones en España, promoviendo las reforestaciones a gran escala y la consecución del objetivo de la neutralidad en carbono, ha afirmado Antonio Brufau, presidente de la Fundación Repsol.

Se trata de un plan transformador, con importante repercusión en la economía, en la sociedad y en el medio ambiente, al promover una economía verde que ayudará a transformar los entornos rurales, dinamizando la formación y la creación de empleo, generando oportunidades laborales para colectivos vulnerables e impactando de forma muy positiva en el medio ambiente y la biodiversidad.

Aparte del apoyo a la creación de empleo local, Motor Verde hará una apuesta muy fuerte por el desarrollo de tecnología de plantación, supervisión y sensorización vía drones con control satelital para tareas de mantenimiento y certificación.

“La Unión Europea determina que los estados deben destinar el 37% de la financiación que perciban a la lucha contra el cambio climático; nos encontramos, por tanto, ante una oportunidad histórica para la economía y las empresas españolas, ha destacado Hilario Albarracín, presidente de KPMG España

Fuente: Fundación Repsol y KPMG